Chistecito

lunes, abril 19, 2010 ·


Entra un tipo cayéndose de borracho a una cantina repleta de gente y de entrada dice: "¡Todos son unos hijos de ….!"
Todos se quedan callados hasta que se levanta un negro de 2.10 m. de alto y le da una golpiza al borracho que lo deja tirado en el suelo. Al día siguiente se repite la historia, entra el borracho a la cantina y grita "¡Todos son unos hijos de puta!"
El negro se vuelve a levantar y lo pone peor que el día anterior.
Al tercer día entra a la cantina y grita "¡Todos son unos hijos de P..., menos el negro!"

El negro dice "¡A mí nadie me discrimina!", y le vuelve a dar soberbia paliza al borrachín.

0 comentarios:

Frase De La Semana:

Soltaos en Banda los unos a los otros...
Att: R.M. (los 15 y 30 cuando lo llaman pa cobrarle)